Testimonio 4

“Cuando era pequeña mi mayor ilusión aparte de convertirme en enfermera, profesora, secretaria, bailarina…, fue convertirme en madre. Sabía quién era, que me gustaba, cuando llegué a la adolescencia seguía sabiendo quien era y que me gustaba y ya adulta sigo sabiendo quien soy y que me gusta. Veo a mis hijos y desde que son pequeños, veo quiénes son y que les gusta y ahora que ya son adolescentes, siguen siendo los mismos, dan la misma guerra que di yo cuando tenía su edad y si no la misma muy parecida. Mi hija pequeña siempre supo quién era, siempre supo que quería ser de mayor, la ropa que le gustaba, sus colores preferidos, sus pelis favoritas que hoy siguen siendo las mismas. Luchó desde el minuto uno por defender su identidad y lo logró. Cruzó una línea que para muchos adolescentes y/o adultos casados, solteros, con hijos o sin ellos, con trabajo o sin él, es terrorífica. Luchar contra lo que sabes que eres, es muy angustiante e incluso paralizante. La energía y el esfuerzo que se necesita para dar el paso y “salir a la luz” es agotador, dar explicaciones y más explicaciones, pero es algo que muchas identidades trans adultas están empezando a hacer. Se necesita mucho valor y necesitan todo nuestro respeto. Muchos se sienten asustados y culpables pero tienen que saber que no son los primeros ni serán los últimos. Cogerán la fuerza que necesitan y se convertirán en el modelo a seguir de muchos más. Casados, solteros, con hijos o sin ellos, de 18, de 35, de 42, de 50, eso no importa, lo que importa es que por fin muchos pueden ser ellos mismos y egoístamente muchos les necesitamos. Algunos os echareis las manos a la cabeza y pensareis: “ a lo hecho pecho”, “ ¡¡¡¿hijos?!!!”, “¿casados?”, ¿Cómo es posible?, ¡pero si ya es muy mayor!!. Pues NO, nunca es tarde, ahora existe internet, información que antes no existía, los que se sentían únicos se dan cuenta que no lo son y muchos que no sabían identificar que les pasaba ahora lo saben. Sabiendo lo que sabemos, me impresiona ver la reacción del ser humano ante la diversidad, me quedo perpleja ante tanta intolerancia, pero aun tengo confianza y sé que llegará el momento en que la gente vea más allá de lo que sus ojos ven. No lo espero, lo se. By FD with love..”

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter, mantente informado de todos nuestras noticias, eventos e involúcrate en nuestra fundación.