El día 22 de Diciembre la Federación Estatal de entidades LGTBI de España (FELGTB) publicaba un comunicado titulado: “Colectivos Trans defienden la existencia de las Unidades de Identidad de Género” que firmaban las 47 entidades que están bajo el paraguas de dicha federación junto a AMPGYL, y Fundación Daniela.

Para algunas personas y colectivos ha sido una sorpresa que Fundación Daniela se haya adherido a dicha declaración pública; pero nos gustaría aclarar que esta postura ni es nueva, ni invalida las reclamaciones y denuncias que llevamos haciendo desde el comienzo de nuestra andadura como entidad que lucha por la erradicación del estigma y la discriminación que sufren niñxs, adolescentes y jóvenes trans y sus familias.

Ya que defender que existan unidades especializadas en la atención a personas trans no significa que no sigamos apostando por que los tratamientos médicos, farmacológicos o quirúrgicos que algunas personas trans necesitan en su proceso de transición, no sean ofrecidos respetando la libre autodeterminación de género sin necesidad de informe o valoración psicológica o psiquiátrica alguna, y que dicha atención médica se haga de forma descentralizada de dichas unidades en el caso de que así lo desee la persona, garantizando siempre la libre elección de profesionales por parte de las personas trans que soliciten dicho tratamiento.

Dicha postura parte de la necesidad de crear un marco legal donde los derechos de todxs se vean respetados, es decir, también el de aquellas personas que deseen ser tratadas desde unidades especializadas; pero sobre todo para evitar volver a caer en errores como los cometidos en legislaciones anteriores que impidieron que todas las personas trans pudieran ejercer sus derechos de libre elección sanitaria.

Claro que ante este comunicado se pueden hacer lecturas simplistas y demagógicas que partan de criticar el título del mismo, pero no dejan de ser eso, simplificaciones que parten de intereses particulares.

Por eso creemos que es tan importante la reflexión colectiva en una tarea como la de crear un marco legal estatal que regule los derechos de acceso a la atención sanitaria de las personas trans.

Crear una ley estatal debe ser un trabajo que tenga en cuenta la opinión y las necesidades de todas las personas trans, incluyendo aquellas que debido a sus necesidades particulares, deseen ser atendidas desde recursos sanitarios específicos y reunidos en forma de unidad especializada.

Evidentemente defender este derecho no invalida que se reclame que dichas unidades, que actualmente acumulan quejas por su mal funcionamiento o por las perspectivas patologizantes que han mantenido históricamente en su atención, no sean reconfiguradas y reformuladas de principio a fin para que cumplan las reclamaciones que los colectivos trans llevamos reclamando desde hace tiempo.

Entre ellas: que aquellxs profesionales que acumulan quejas por atención inadecuada o mala praxis sean sustituidxs por otrxs profesionales cuya práctica clínica esté siendo la adecuada; que sean obligadas a cumplir los marcos legales vigentes; que dentro de sus equipos multidisciplinares se incluyan a profesionales pediátricos para la atención de personas trans menores de 18 años, que se incluya la posibilidad de atención a las personas trans no binarias o pertenecientes al espectro de identidades trans de una forma amplia; pero sobre todo que cumplan con los principios de autodeterminación del género, la atención basada en el consentimiento informado y desde la completa despatologización de las identidades trans.

Si todas las Unidades de Identidad de Género cumplieran estos requisitos actualmente, convirtiéndose en espacios seguros y respetuosos con las identidades trans; y las legislaciones permitieran que las personas pudieran decidir libremente si ser atendidas en ellas o por cualquier otro profesional que ellxs eligieran, estaríamos hablando de un entorno óptimo para la atención sanitaria de las personas trans.

Ese es justamente el objetivo que las entidades firmantes de este comunicado perseguimos con la propuesta legislativa que defendemos y que tiene el apoyo de todas las personas trans que conformamos dichas entidades.

Desde la creación de Fundación Daniela hemos luchado por los derechos de niñxs, adolescentes y jóvenes trans y sus familias. Y actualmente bajo el paraguas de nuestra entidad se engloban no sólo a cientos de familias de toda España que tienen hijxs trans, si no a cientos de niñxs, adolescentes y jóvenes trans que tenemos una voz propia también a la hora de defender nuestros derechos y la forma en que estos deben ser preservados.

Es por esto que nuestra voz seguirá reclamando el #DerechoASer de todas las personas trans independientemente de su edad, su identidad o expresión de género, o de cuál se la atención sanitaria que deseen, y por tanto seguiremos apostando por un marco legislativo que garantice los derechos de todxs.

By Fundación Daniela


Recent Comments

0 comments

 
Leave Comment

Published by

Crepes and Texas

28 dic 2016

Categories
Subscribe
He leído y acepto la Política de Privacidad.